RTV/MODELISMO MILITAR PRESENTA:

Trabajo otorgado por Isaac Esteban Montes Flores

Este es el Humber  Mk. II, de la marca Matchbox en escala 1/72.

Este es uno de los últimos modelos que he terminado. Se trata del vehículo de reconocimiento inglés Humber. Compré este modelo ya que la marca Matchbox está descontinuada desde hace mucho tiempo, y me gusta armar los modelos de esta marca.

Armado y detallado:


        El armado es sencillo, aunque se tiene que resanar la parte superior contra la inferior. Yo utilizo plástico estirado con calor, cortado de la misma rama que sostienen las piezas; y unido con pegamento líquido, de preferencia el de humbrol. Hace que se funda el plástico y facilita la lijada.

        Una parte muy importante con la que hay que tener cuidado es la suspensión. Hay que evitar que quede cojeando. Hay que tener preparadas todas las piezas importantes de los ejes, para acomodarlas y hacer las correcciones apropiadas antes de pegarlas definitivamente. Dado el tamaño del vehículo, solamente son dos piezas correspondientes a los ejes, los rines y las ruedas. Los rines y las ruedas, por su forma en que fueron hechas, permite montarlas sin necesidad de pegar. Ponemos un poco de pegamento en los ejes para que se fijen, y montamos los rines y ruedas; situamos el vehículo en una parte plana y comprobamos que las cuatro ruedas toquen el suelo. Si no es así, movemos los ejes, se lijan o se agregan pedacitos de plástico o lo que sea necesario hasta que el problema se corrija. Hay que dejar secar completamente antes de continuar trabajando sobre el modelo, para evitar que se muevan las piezas.

        Como detallado adicional en la carrocería, se cambiaron los soportes de los espejos retrovisores por unos hechos con alambre acerado, para acercarlo a la escala y darle más resistencia. Le agregué unas asas en la tapa del motor con lámina de aluminio cortada según el tamaño (del que se usa para el repujado) y otras en el frente con alambre de cobre, (basándome en el cromo del mismo modelo de la marca hasegawa ya que casi no tengo información disponible de este vehículo). Las rejillas del radiador están inyectadas en una sola pieza, así que para darle profundidad, raspé con una navaja entre ellas, para dar la sensación de que están semiabiertas para que circule el aire. Y por último, adelgacé con lima la pieza correspondiente a la escalerilla para subir por la escotilla izquierda del vehículo.

        En la torreta agregué el soporte de la antena con un pequeño que corté de una tira de evergreen y perforado para asentar la antena. Los tubos lanza fumígenos los realicé de nuevo con tubitos de evergreen, ahuecados con broca, ya que los originales, estaban un poco más delgados y se me rompieron al intentar hacer lo mismo.

        También se ahuecaron las bocas tanto de la ametralladora principal como de la secundaria, con brocas del 80 (las más delgadas que conozco).

        Como detallado final, agregué un foco de la marca Greif de 1.5mm en la torreta, las mochilas de resina también de la marca Greif, para la escala 1/72 y la antena se realizó con plástico estirado. En este caso no usé alambre acerado ya que me parecía que el grosor de la antena quedaría fuera de escala.

La carrocería, la torreta y las ruedas y rines se armaron y pintaron por separado, uniéndose hasta el final.

Pintura:


        El proceso de pintura es bastante sencillo, basándonos un esquema desértico, tal y como sugiere el fabricante. Todas las pinturas son las acrílicas de Tamiya. El ensuciado es el que me costó más trabajo.

Utilizamos como base el desert yellow, aclarada como un 40% con blanco mate. Esto casi fue al gusto, la proporción puede variar. Con esta combinación, hacemos un preparado final, que consiste en 70% de pintura y 30% de clear XF-22 de tamiya, adelgazada con unas gotas de thinner acrílico de tamiya.

        El clear hace que la pintura no se seque tan rápido y quede arenosa al aplicarla, ya que la pintura acrílica seca muy rápidamente. También permite que la pintura soporte los lavados con oleos sin levantarse. Solamente apliqué una capa de pintura, bien cubierto todo el vehículo pero no más.

        Posteriormente le realicé unas sombras con el café mate, adelgazado casi como una tinta y agregando clear. Aquí es donde cambié mis planes, ya que tenia pensado terminarlo con el estilo tradicional, utilizando la técnica del pincel seco. Después de ver tantos modelos con desconchones con un estilo más realista, como acostumbra Mig, y que apenas un mes atrás se había realizado el concurso aquí en León asistiendo a la plática dada por Alberto Barba (tuve que dejar a otra persona castigada inscribiendo los modelos;-) ); en la cual explicó algo más sobre los desconchones, pues, se me alborotaron las ideas y decidí terminarlo de esa manera.

        Para empezar, compré un lápiz de ¿¿grafito??, si ya sé, todos los lápices son de ese material, incluso pueden usar lapiceros. Aunque yo les recomendaría los profesionales para dibujo técnico, como los azules de la marca Turquiose, que se utilizan (o utilizaban, con eso de la computadora ya hasta para dibujar les da flojera en las clases de dibujo en las escuelas. Ya que tiene diferentes grados de dureza. Pueden probar los HB, 2H ó B. Pero este lápiz por lo visto es de un grafito más fino, especial para el dibujo artístico. Fui a comprar pinceles a una tienda de arte y curioseando di con él. Incluso compré una barra de grafito puro, que es soluble en agua, ya lo he de probar.

Bueno, regresando al tema, con el lápiz de dibujo marqué los desconchones deseados en todo el vehículo. Hay que imaginarse que partes son más proclives a desconcharse, ya sea por el uso, paso de los tripulantes o golpes. En este caso se lo apliqué a las salpicaduras, aristas y superficies de las cajas de herramientas, dado su constante uso. Las tapas del motor, escotillas, bordes del vehículo y en la parte de abajo y algunas otras partes para darle variedad, incluso en las partes que sufren fricción por parte de los tripulantes al subir o bajar del vehículo. También hay que ser aleatorios en este sentido, no hay que poner los desconchones en forma ordena y simétrica, eso no pasa en la vida real. También hay que darles formas irregulares, solo échenle una mirada a los camiones de carga.

        En este punto, la verdad que el vehículo lucia muy bonito, bastante llamativo y me daban ganas de dejarlo así. Pero continué ensuciándolo, apliqué puntos de pintura al óleo sobre toda la superficie, usando ocre amarillo, blanco y café vandyke; y los mezclé con aguarras bidestilado de ATL para darle variaciones de tono. Oh no, cambió totalmente el color, y realmente me arrepentí de este paso. No tomé en cuenta la escala y tamaño del vehículo, bastante pequeño y apliqué demasiado óleo sobre de él.

¿Qué hacer? ... mmmm... bueno, lo que hice fue humedecer un cotonete de algodón con aguarrás bidestilado y froté la superficie del modelo, levantando el óleo aplicado, y funcionó muy bien. Incluso aproveche para remarcar el efecto en algunas aristas, y la tapa del motor, llegando hasta el color base. Esto da la sensación de la pintura que se abrillanta y pule por efecto del roce continuo, como las manos de la tripulación. Ese detalle lo comentó Beto en su plática, y tuve la oportunidad de verlo en el chasis de un camión de carga, en una pieza pintada en blanco como la carrocería; no estaba desconchada, pero se veia pulida por un roce constante. Y sin usar pincel seco. También remarqué el efecto en las escotillas y otras partes del vehículo.

        Cabe mencionar que los desconchones aplicados con el grafito quedan muy marcados y me gustaron como se veía, soportan muy bien los lavados sin correrse o levantarse; pero si se insiste en el área, se empiezan a difuminar, lo cual me agradó, en parte por la escala del modelo y para dar el efecto del paso del tiempo sobre ellos, para que no se vean que fueron hechos ayer.

Los neumáticos están pintados con el color tire black (H77 de gunze), y pincel secó al óleo usando un gris medio. Al secar, coloqué los rines y ruedas al vehículo.

Apliqué un poco de pincel seco, solamente en los tornillos y alguna arista de las escotillas en la torreta, pero nada más. Y le marqué unos muy pocos desconchones con un gris oscuro de óleo, para dar la sensación de ser más recientes. Por último apliqué una mano de “polvo” en los bajos del vehículo, usando el color buff ; muy diluida.
       
        La pintura de las mochilas es sencilla. Le aplico una base con pincel usando el desert yellow en el caso de las de color arena y a la verde con el khaki drab, muy diluidas para que corran y no se note la brocha del pincel. Si es necesario se aplica una segunda mano. Posteriormente les doy un lavado con óleos, usando un tono café y verde oscuro según el caso, aplicando rápidamente para que no levante la pintura base. Dejo secar y aplico pincel seco con óleos usando los mismos tonos pero aclarados. Finalmente pinto las correas y las hebillas y las pego en su lugar.

        El tripulante (que lo incluye el modelo), está pintado con óleos. También con una base de tamiya como las mochilas. Las luces y sombras se realizan con pincel redondo.

        Termino poniendo las mochilas, tripulante, el faro y la antena en su lugar.

Ya aquí, el vehículo se ve muy lucidor, y ¡satinado! Con el clear aplicado en la pintura, queda con un tono satinado muy llamativo. La verdad que quería dejarlo así, pero, qué blindado operando en el desierto va a tener la pintura satinada. Así que le apliqué una mano de barniz mate de testors. Le quita el brillo, pero aún así se ve muy bien. Sin mencionar que lo protege del polvo y manos, ya que el grafito se puede levantar al tocarlo.

Bueno, realmente el faro se coloca hasta este momento, ya que el barniz mate le quitaría el brillo.

Saludos
Isaac Esteban M. Flores
Pantera G